La corrosión, enemiga de la industria

por: Juan Fernando Londoño | Director Instituto

La corrosión afecta gran parte de la materia prima y los equipos utilizados a diario en la industria. Dicho fenómeno incide directamente en la productividad

La mayoría de los materiales que utilizamos día a día interactúan con diferentes elementos y agentes presentes en el entorno.

Dicha interacción produce cambios inherentes a los procesos normales de funcionamiento que vienen definidos por su naturaleza y por la forma de su consecución.

Vegetales, minerales, orgánicos e inorgánicos, entre otros, sufren en distintas proporciones fenómenos al ser sometidos a los elementos que conforman los entornos, en los que están ubicados plantas, empresas, laboratorios e industria en general.

Uno de estos fenómenos y de los más agresivos es la corrosión. Dicho fenómeno ataca en mayor medida a los elementos fabricados en materiales cuyo constituyente principal es el hierro. Por ejemplo, el acero.

Sin embargo, la corrosión también ataca polímeros, materiales no ferrosos, materiales orgánicos, etc.

Debido a que la industria está constituida casi en un 70% de acero de diferentes composiciones, la corrosión es uno de los agentes de perdida energética más problemáticos e imprevistos que existen a nivel industrial. Por poner una cifra, de 10 toneladas que se fabrican, anualmente se pierden 2 toneladas por efectos de la corrosión; los costos de perdida y protección contra la corrosión a nivel mundial, son de millones de dólares.

Por este motivo, es uno de los temas a nivel investigativo más estudiados y en donde los países industrializados invierten más recursos.

Pero, ¿qué es la corrosión?

La corrosión viene determinada en gran medida por la forma en que se obtuvo cierto material y su forma de menor energía. En otras palabras, por cómo se encuentra en la naturaleza. Por ejemplo, en el caso de los metales, la corrosión es la tendencia del material a regresar a su estado primario. En este caso sería el del óxido de hierro. Es decir, el acero sufre oxidación, que es natural en él, de una forma acelerada, ya sea por factores ambientales y reacciones anódicas y catódicas o electroquímicas. Otras causas incluyen la interacción del medio ambiente, de diversas soluciones u otros aceros de diferente electronegatividad.

Como es evidente, abordar el tema de la corrosión es adentrarnos en el análisis de diferentes ramas de la química, de la física, de la ingeniera, entre otras.

Pero, ¿qué se está haciendo a nivel mundial para combatir los efectos y problemas que trae consigo la corrosión?

Entre las actividades más comunes para prevenir, retrasar y proteger contra la corrosión se encuentran:

  • Protección catódica
  • Uso de inhibidores de corrosión
  • Uso de materiales de sacrificio
  • Uso de materiales resistentes a la corrosión
  • Uso de recubrimientos orgánicos e inorgánicos.

En nuestro entorno industrial son muchos los productos creados en función de la prevención y el mantenimiento de maquinaria que están expuestos a ataques corrosivos. Nuestras marcas Uddeholm en aceros especiales y especialmente Eutectic+Castolin en recubrimientos protectores, han generado una gran variedad de productos, dispuestos a la protección de los elementos de máquinas.

En lo referente a los aceros, la siderúrgica sueca UDDEHOLM ha diseñado el Concepto de Aceros Resistentes a la Corrosión, donde se ofrecen varias alternativas con propiedades mecánicas superiores a los aceros inoxidables convencionales.

Por otro lado, la línea Eutectic+Castolin ha evolucionado los recubrimientos protectores con una amplia gama de productos como lo es toda la línea de soldaduras especiales, laminas con recubrimientos protectores y los recubrimientos epóxicos Mecatec.

En Asteco, estamos comprometidos con el desarrollo, con el equilibrio económico, con las actividades de sostenibilidad ambiental y así con la protección de los sistemas productivos de nuestros clientes.  Por eso, tenemos a disposición un equipo capacitado y los mejores productos para enfrentar los diferentes problemas industriales, como lo es, la agresiva y natural corrosión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctenos

Carrera 54 No. 35-12 - Medellín-Colombia

(054) 444-0122

instituto@asteco.com.co

Ir a Top