Roscado con Macho

por: Instituto Asteco

El roscado con macho es un proceso de fabricación muy sencillo, conocido y eficiente. Este método permite roscar de forma productiva y económica, especialmente roscas pequeñas, con menos tiempo de inactividad de la máquina, mayor velocidad de corte y una vida útil de la herramienta mayor. Los machos de conformación y los machos de corte tienen diseños diferentes. El material, recubrimiento y geometría del macho son características muy importantes que es necesario tener en cuenta para cada tipo. Un macho diseñado para un área específica que dé buen resultado en un material o aplicación, puede no resultar eficaz para otro material o aplicación. El roscado con macho cubre los perfiles de rosca más habituales y resulta adecuado para todo tipo de máquinas con piezas tanto giratorias como fijas.

El éxito de una operación de roscado con macho depende de varios factores y todos ellos afectan a la calidad del producto acabado. Siga los pasos que se indican a continuación para garantizar una buena operación de roscado con macho.

  1. Seleccione el macho correcto para el material de la pieza y para el tipo de agujero que vaya a roscar. Consulte la sección Cómo elegir el tipo de macho correcto.
  2. Compruebe que la pieza esté sujeta con firmeza, ya que cualquier desplazamiento lateral puede provocar la rotura del macho o que la calidad de la rosca sea deficiente.
  3. Seleccione la broca correcta para el material de la pieza y también su tamaño.
  4. Asegúrese siempre de que el endurecimiento del material de la pieza es mínimo (compruebe el estado de la broca).
  5. Seleccione la velocidad de corte correcta.
  6. Utilice el líquido de corte adecuado para la aplicación. Consulte la sección «Cómo utilizar el refrigerante en operaciones de roscado con macho» que encontrará a continuación.
  7. En aplicaciones de CN, asegúrese de elegir el valor de avance adecuado para la gama. Al utilizar un complemento de roscado con macho flotante, se recomienda aplicar entre un 95% y 97% del paso para que el macho pueda generar su propio paso y fijarlo a un complemento flotante de alta calidad que limite el par. Esto garantiza el libre movimiento del macho en dirección axial y su presentación directa hacia el agujero. También protege el macho frente a roturas si accidentalmente «toca fondo» en un agujero ciego.

Síguenos en Facebook, Instagram y LinkedIn para conocer más información de la industria metalmecánica y nuestra participación y aporte como empresa. También puedes encontrar información de valor en nuestra sección de noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 2 =

Contáctenos

Carrera 54 No. 35-12 - Medellín-Colombia

(054) 444-0122

instituto@asteco.com.co

Ir a Top