Editorial Octubre: economía del mecanizado, Sandvik Coromant

por: Marcos Echavarría Soto


Una efectiva reducción de costos en el mecanizado solo se da a partir de una adecuada inversión en Tecnología.

El pasado jueves 12 de octubre realizamos en las instalaciones del ITM (Instituto Tecnológico Metropolitano) una actividad académica con la asistencia de personal de la Institución, empresarios locales y regionales, y representantes de empresas proveedores internacionales de la industria del mecanizado en Colombia.

Dentro de los expositores contamos con la presencia de Sergio Monterotti y Guillermo Valenti, provenientes de Argentina, miembros de la reconocida empresa fabricante de insertos, Sandvik Coromant; quienes nos hablaron de la Economía del Mecanizado y el Mecanizado Moderno.

Patrick Raikes, representante en Colombia de las empresas, Knuth, Mazak y Griffin; cuya charla se centró en la Innovación de Máquinas CNC para diferentes aplicaciones industriales. Julián Camilo Jaramillo, de Asteco S.A. quien aportó su conocimiento en el Uso de Herramientas Tecnológicas y Soluciones Web. Y Ubaldo García, de México, representante de la empresa XmartPlm, quien se centró en el Software Sprutcam y sus aplicaciones industriales.

Proveedores de Maquinas CNC, desarrolladores de herramientas de software, y fabricantes de herramientas e insertos, reunidos en un solo lugar para reforzar desde su experiencia y conocimiento acumulado durante décadas, las prácticas adecuadas para obtener una verdadera reducción en el coste de la producción industrial.

Todas las intervenciones giraron en torno a la importancia de implementar tecnologías avanzadas en los procesos industriales, para reducir significativamente el costo de la producción, en términos del aumento del número de piezas producidas por hora trabajada, con un menor coste.

Sergio Monterotti; de Sandvik Coromant, lo dejó muy claro durante su intervención: la aplicación de prácticas adecuadas para obtener una genuina reducción de costos, está directamente relacionada con un cambio de filosofía o mentalidad en el productor latinoamericano, que le permita ser más competitivo a nivel global.

Desde su perspectiva, las herramientas no deben ser vistas tanto en función de sus características técnicas como de las virtudes que poseen y pueden aportar en el momento de su aplicación dentro del proceso.

Para lograrlo, es indispensable visualizar la unión entre las distintas partes que componen el  mecanizado: la máquina, el dispositivo, la herramienta y las condiciones ideales de corte según el tipo de producción específico, pues todo se encuentra concatenado. Ninguno de los elementos mencionados puede garantizar el éxito de la producción por separado, porque cada uno ofrece un rendimiento excelente en la medida en que los demás elementos del proceso sean adecuadamente seleccionados.

Por lo anterior, solo mediante la unión entre los fabricantes de herramientas, dispositivos y máquinas, es posible trabajar en la construcción de un proceso ideal para el empresario, que le permita competir a nivel global.

La importancia de este tema radica en el hecho de que la competencia en la fabricación de piezas mecanizadas no se encuentra en Latinoamérica sino en el mundo. Minuto a minuto factorías asiáticas están trabajando en la búsqueda del proceso ideal que les permita la máxima reducción de costo y la máxima producción de piezas. Si en Colombia no logramos alcanzar esta ecuación, lo harán en otro país y perderemos la oportunidad de fabricar piezas específicas por la imposibilidad de competir en precio con China o Japón.

El primer paso para lograr este cambio es conocer cómo está compuesto el costo de producción de cada pieza que fabricamos. Una vez identificados estos factores, es posible realizar una proyección en el tiempo, de la incidencia que tendrá la reducción de costes en el costo final de la pieza.

El proceso de producción comprende una serie de costos fijos y costos variables. Estos últimos están compuestos por las herramientas, que constituyen el 3% del costo total, y la materia prima, que es el 17% del total. Así, tenemos un 20% de costos variables distribuidos entre herramientas y materia prima. Por otro lado, los costos fijos son: la maquinaria, con un 27%; el edificio, con un 22%; y la mano de obra, con un 31%.

Si analizamos bien estos costos, nos daremos cuenta fácilmente de que es imposible reducir la inversión en uno de los ítems sin que se vea afectada la producción. Por esta razón, el secreto radica en la optimización del tiempo: incrementar el número de piezas producidas por hora con una misma inversión fija; así, el margen de ganancia por pieza será mucho mayor y efectivamente se evidenciará una reducción del costo total.

La pregunta es, ¿dónde debemos hacer el cambio para aumentar el ritmo de producción? La respuesta se encuentra en el análisis de los valores. Si bien las herramientas constituyen un 3% del coste total, es un hecho que emplear referencias de bajas características técnicas con el fin de ahorrar costos incidirá negativamente en el tiempo de mecanizado de una pieza, aumentando consecuentemente el costo final; mientras que una herramienta de tecnología avanzada nos va a reducir significativamente el tiempo y a su vez el costo final de fabricación.

No obstante, es importante prestar atención a los costos ocultos, como la disminución del tiempo de vida útil de los insertos por falta de cambio o mantenimiento en los sistemas portaherramientas o en la placa de apoyo. A largo plazo resulta más económico realizar los mantenimientos y cambios de piezas en los tiempos sugeridos por el fabricante, que no hacerlo oportunamente y tener que reemplazar constantemente los insertos.

El análisis de los costos reales de producción de cada pieza requiere tiempo y dedicación. Pero al final, es lo que determinará la capacidad de la empresa de competir en el mercado internacional. Colombia tiene aún un camino muy largo por recorrer en cuanto a actualización tecnológica para procesos de mecanizado; sin embargo, el primer paso es el cambio de mentalidad hacia la sabia inversión con miras en un aumento de la productividad con una genuina reducción de costos.

Si quieres mantenerte al día con los últimos desarrollos tecnológicos de soluciones para la industria, te recomendamos visitar nuestra sección de noticias, seguirnos en nuestra Fan Page y suscribirte a nuestro canal de Youtube.

Marcos Echavarría

Gerente General Asteco S.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctenos

Carrera 54 No. 35-12 - Medellín-Colombia

(054) 444-0122

instituto@asteco.com.co

Ir a Top