fbpx
Aceros

Aceros pretemplados UDDEHOLM

por: Instituto Asteco

Los aceros bonificados o pretemplados, son aceros a los que se les realiza un proceso de temple, seguido de un revenido. Fueron diseñados para ser usados en moldes de inyección de plásticos, no obstante, hoy son requeridos en otras áreas de aplicación como en piezas de maquinaria, ejes, componentes estructurales, etc.

El acero para moldes cubre un amplio abanico de resistencia al desgaste y compresión. Principalmente están divididos en dos categorías: acero para moldes pretemplado, para cubrir requisitos moderados. Por ejemplo: Uddeholm Impax Supreme, Uddeholm Nimax, Uddeholm Mirrax 40, Uddeholm Ramax HH y Uddeholm RoyAlloy.  Y los aceros de temple en profundidad en moldeo por inyección para mayores requerimientos. Como pueden ser: Uddeholm Stavax ESR, Uddeholm Mirrax ESR, Uddeholm Polmax, Uddeholm Corrax, Uddeholm Orvar Supreme, Uddeholm Unimax y Uddeholm Elmax SuperClean.

El acero para moldes pretemplado puede tratarse superficialmente para obtener una mayor resistencia al desgaste, por ejemplo mediante nitruración. De todas formas, los aceros de temple cuentan con la mejor combinación de resistencia al desgaste y a la compresión.

La resistencia al desgaste de los aceros pretemplados puede mejorarse aún más mediante el tratamiento o recubrimiento de superficies, como nitruración, cromado, PVD, etc.

Estos tipos de tratamientos superficiales deben aplicarse preferentemente después de que el molde haya sido acabado en su totalidad geométrica, ya que un posterior mecanizado podría ser dificultoso.

Los aceros bonificados ofrecen las siguientes ventajas:

  1. Sin riesgos de temple
  2. Sin costos por temple
  3. Resistencia a la corrosión (algunas de las referencias arriba citadas)
  4. Alta pulibilidad
  5. Excelente ductilidad y tenacidad
  6. Buena resistencia a las melladuras
  7. Dureza uniforme (incluso en grandes dimensiones)
  8. Buena capacidad de maquinado
  9. Ahorro de tiempo. (No hay necesidad de esperar para el tratamiento térmico)
  10. Menor costo de herramientas. (No hay que rectificar deformaciones)
  11. Las modificaciones se efectúan fácilmente 
  12. Puede nitrurarse para aumentar la resistencia de su superficie al desgaste.
  13. Reducción en los costos de mantenimiento (particularmente en los aceros inox).
  14. Menores costos de producción (al evitar la presencia de corrosión al usar los aceros inox).

Si quieres mantenerte al día con los últimos desarrollos tecnológicos de soluciones para la industria y enterado de nuestras alianzas estratégicas, te recomendamos visitar nuestra sección de noticias, seguirnos en nuestra Fan Page, nuestro Instagram y LinkedIn. Y además, suscribirte a nuestro canal de Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctenos

Carrera 54 No. 35-12 - Medellín-Colombia

(054) 444-0122

instituto@asteco.com.co

Ir a Top